Puede asociar el acné hormonal con la adolescencia plagada de granos. Sin embargo, las imperfecciones hormonales pueden aparecer en cualquier momento de la vida, especialmente en las mujeres. Las investigaciones sugieren que aproximadamente la mitad de las mujeres de veintitantos años y una cuarta parte de las de cuarenta tienen acné.

Entonces, ¿qué se puede hacer con los brotes hormonales rebeldes?

La limpieza de su cutis comienza con el apoyo a su salud en general y la búsqueda de un tratamiento para el acné que funcione para usted. Aquí hay algunos pasos que puede seguir para controlar el acné hormonal para siempre.

Comience con lo básico

Al abordar el acné hormonal, puede ser útil establecer una rutina básica de cuidado de la piel como primer paso. Un limpiador suave, un humectante no comedogénico y un protector solar diario mantendrán su piel limpia, hidratada y protegida.

Puede ser tentador combatir las imperfecciones con limpiadores agresivos que combaten el acné, pero resista la tentación. No desea alterar la delicada barrera de humedad de su piel. Esta sencilla rutina de cuidado de la piel de tres partes sentará las bases para sus tratamientos para el acné.

Prueba un tópico

Los dermatólogos suelen recomendar productos tópicos para el acné como primer paso para tratar el acné hormonal. Los ingredientes como el ácido salicílico y el peróxido de benzoilo actúan limpiando los poros, mientras que los retinoides tópicos estimulan la renovación celular. Su dermatólogo también puede recetarle antibióticos tópicos como el fosfato de clindamicina para prevenir los brotes de acné y reducir la inflamación.

Recuerde que si bien algunos productos para el acné están disponibles sin receta, otros requieren receta médica. Los proveedores de tratamiento del acné en línea también están disponibles para encontrar el remedio perfecto. Independientemente del producto que utilice, asegúrese de seguir las instrucciones cuidadosamente para evitar la irritación.

Considere la medicación oral

Los granos quísticos profundos asociados con el acné hormonal pueden ser difíciles de tratar. Si no obtiene resultados con los tópicos, su acné moderado a severo puede responder mejor a los medicamentos orales. Los antibióticos orales y las píldoras anticonceptivas son algunas de las recetas más comunes para el acné hormonal.

Los dermatólogos también recetan un medicamento para la presión arterial llamado espironolactona para tratar el acné hormonal en las mujeres. Actúa ralentizando la producción de andrógenos, y muchas mujeres lo toman junto con anticonceptivos orales para controlar el acné. Su proveedor de atención médica hablará con usted sobre los efectos secundarios y las interacciones medicamentosas antes de recetarle cualquier medicamento oral.

Modifica tu dieta

Mientras trata su acné hormonal desde el exterior, también puede ser útil concentrarse en el interior. Las investigaciones muestran que ciertos alimentos pueden aumentar su riesgo de desarrollar acné. ¿Los principales culpables? Alimentos de alto índice glucémico como azúcar refinada y carbohidratos procesados, así como leche de vaca y otros ingredientes lácteos.

Los alimentos que aumentan el nivel de azúcar en la sangre pueden provocar inflamación en el cuerpo, lo que puede aumentar la producción de grasa en la piel. En cuanto a la leche de vaca, la investigación sugiere que las hormonas adicionales en la leche pueden desempeñar un papel en el acné hormonal. Los expertos en piel sugieren comer alimentos de bajo índice glucémico para mantener estable el azúcar en la sangre y reducir los brotes. Así que llene su plato con verduras, grasas saludables y cereales integrales cuando sea posible.

Haz estallar un probiótico

La conexión entre el intestino y la piel puede parecer otro tema de bienestar de moda, pero los hallazgos de la investigación apuntan a un vínculo real entre la flora intestinal y el acné. Un crecimiento excesivo de bacterias intestinales no saludables puede provocar inflamación en el cuerpo. Al igual que con los alimentos que aumentan el nivel de azúcar en la sangre, esa inflamación puede provocar acné.

Llevar una dieta bien balanceada es una parte del cuidado de la salud intestinal. Sin embargo, un suplemento probiótico también puede ayudar. Los probióticos son bacterias saludables que apoyan el equilibrio bacteriano en su intestino, por lo que tomar estas cápsulas diariamente podría ayudar a aclarar su piel. Su médico puede recomendarle las mejores marcas para sus necesidades de salud.

Para un impulso adicional de bacterias amigables, incorpore alimentos fermentados como kimchi, tempeh, yogur, kéfir y chucrut en su dieta. Los ingredientes como el caldo de huesos también pueden ayudar a mantener un intestino sano. Dejando a un lado la piel clara, es probable que disfrutes de una digestión más suave y un mayor bienestar al apilar estos alimentos en tu plato durante toda la semana.

Obtenga más vitamina D

La vitamina D es una superestrella del bienestar, que apoya su corazón, cerebro, huesos e inmunidad. La vitamina del sol también puede influir en la salud de la piel. La vitamina D apoya la piel radiante al disminuir la inflamación, apoyar la función de las células de la piel y regular el recambio celular. Es por eso que los dermatólogos recomiendan la vitamina D tópica para aliviar las afecciones inflamatorias de la piel como la psoriasis.

Los estudios también han demostrado que las personas con acné pueden tener niveles más bajos de vitamina D que sus compañeros de piel clara. Entonces, si está luchando contra el acné hormonal, puede valer la pena tomar un suplemento. Las fuentes alimentarias de vitamina D incluyen pescado azul, yemas de huevo, hígado, carnes rojas, champiñones y cereales fortificados. Y, por supuesto, siempre puede aumentar su dosis diaria pasando tiempo al sol.

Practique la reducción del estrés

Puede notar una explosión de brotes cuando se siente particularmente estresado, y esta correlación no está en su cabeza. Las hormonas del estrés están relacionadas con la inflamación y la disminución de la función inmunológica. Cuando está sudando por un proyecto de trabajo, es posible que sea propenso a tener granos inflamados que se quedan por más tiempo.

Es posible que la reducción del estrés no sea suficiente para eliminar el acné hormonal por sí solo. Sin embargo, ralentizar la respuesta al estrés de su cuerpo puede respaldar su régimen general para combatir el acné. Las actividades conscientes como la meditación, así como el ejercicio regular, pueden reducir sus niveles de estrés. Los pasatiempos, el cuidado personal y el tiempo con amigos son eficaces para aliviar el estrés a largo plazo, mientras que concentrarse en su respiración puede moderar su respuesta al estrés en el momento.

Sea paciente

El acné hormonal es una afección cutánea compleja que puede deberse a varias causas, por lo que no existe un único remedio para los brotes. La verdad es que el tratamiento del acné hormonal puede llevar tiempo.

Cualquiera con acné sabe lo frustrantes que pueden ser los brotes persistentes. Sin embargo, ceñirse a su rutina de cuidado de la piel, usar sus tratamientos para el acné con diligencia y cuidar su salud en general puede finalmente aclarar su piel.

Mientras trabaja para tratar su acné hormonal, asegúrese de consultar regularmente con su proveedor de atención médica. Ellos se asegurarán de que su plan de tratamiento del acné funcione para usted y ajustarán sus recetas si es necesario. Una combinación de tratamientos específicos y cambios en el estilo de vida puede ser la combinación perfecta para eliminar el acné que estaba buscando.

LEER  Prepare a Tónico casero a Base de papa para el crecimiento del cabello.