La inteligencia artificial (IA) ha avanzado a pasos agigantados en las últimas décadas, lo que ha llevado a cambios significativos en la economía global y en el mercado laboral. La IA se ha comenzado a considerar e implementar en grandes y pequeñas empresas al brindar un sinfín de beneficios y aumentar la productividad.

Si bien su impacto será significativo para las siguientes décadas; provocando un reemplazo de hasta el 15% de empleos en países como Estados Unidos, son muchas más las preocupaciones que despierta. A continuación te presentamos detalles sobre su impacto y las mejores formas de adaptarse a sus cambios.

La inteligencia artificial y su impacto en el mercado laboral

Se denomina a inteligencia artificial todo el conjunto de tecnologías que facilitan a las máquinas el comprender de manera autónoma un sinfín de tareas realizadas por humanos. La implementación en plataformas online como Rushbet, Facebook o TikTok ha sido clave para mejorar la experiencia y seguridad de los usuarios.

Las maneras en la que la IA está influyendo en el mercado laboral son:

  • Automatización de tareas: En la automatización de trabajos se han impactado campos como la atención al cliente, transporte y producción de productos, etc.
  • Reducción de costos: La rentabilidad de la implementación de esta tecnología es conveniente debido a la reducción de costos que se obtiene al eliminar tareas rutinarias y automatizarlas.
  • Creación de nuevos trabajos: Si bien la reducción de empleos por la llegada de la inteligencia artificial es un asunto importante, también crea nuevos trabajos. Los trabajadores reemplazados podrán aprovechar la demanda de nuevas habilidades para manejar las tecnologías modernas.
  • Aumento de productividad: Así como el implemento de las normas ISO, la IA genera una organización empresarial efectiva. La productividad se ve incrementada en un gran porcentaje al optimizar los procesos.

Las consecuencias de la IA en el mercado laboral pueden poner en riesgo el puesto de trabajo de muchas personas en los siguientes años. No obstante, los expertos mencionan que es clave implementar la IA como un complemento del recurso humano; siendo una herramienta para las personas y no las personas una herramienta para esta.

Formas de adaptarse a los cambios de la inteligencia artificial

En la actualidad, mucho del capital humano puede estar en riesgo a ser reemplazado por las nuevas tecnologías. La inteligencia artificial es atractiva para las grandes corporaciones; brindando beneficios como simplificar la facturación, optimizar tareas y mejorar la productividad.

Algunas de las formas de adaptarse al impacto de la IA son:

  • Pensamiento crítico y resolución efectiva: Tener un personal capacitado para la resolución efectiva es crucial. Analizar de manera crítica cada detalle de la situación permite encontrar soluciones rápidamente.
  • Competencias digitales: El manejo de las plataformas digitales y las herramientas tecnológicas es básico para tener un desempeño productivo. Tener los fundamentos generales sobre las nuevas tecnologías es primordial para las actividades laborales a mediano plazo.
  • Desarrollar gran adaptabilidad: Los tiempos de cambios solo están empezando, por lo que disponer de buena adaptabilidad es conveniente. Los empleados deben estar preparados y abiertos a aprender nuevas habilidades para complementar sus conocimientos.
  • Comunicación efectiva: Gran parte de las habilidades blandas como inteligencia emocional, comunicación efectiva y liderazgo seguirán vigentes. Establecer los acuerdos de manera asertiva será fundamental para trabajar junto a la inteligencia artificial.
LEER  PERFUME PARA CADA MUJER SEGÚN SU SIGNO

La implementación de las nuevas tecnologías prometen grandes cambios para el mercado laboral tal como se conoce hoy en día. Sin embargo, los trabajadores cuentan con múltiples alternativas para ganarse un lugar en las nuevas metodologías laborales.

Consecuencias éticas de la IA en el campo laboral

La llegada de la inteligencia artificial al mercado laboral ha incorporado múltiples beneficios para la productividad empresarial. Como consecuencia, también se han planteado diferentes preocupaciones éticas que pueden afectar a los trabajadores a mediano plazo.

Entre las consecuencias éticas más relevantes se mencionan algunas como:

  • Desigualdad al acceder al empleo: La integración de la IA trae mayor eficiencia y rentabilidad a la compañía. Esto también puede generar desigualdades al acceder a los empleos, donde empresas con más recursos cuentan con ventajas, acumulando trabajos en lugares limitados.
  • Sesgo en la selección: Las tecnologías son entrenadas para elegir el mejor candidato, pero puede perpetuar sesgos en la selección. Esta es una gran problemática al discriminar por género, raza, edad u otro factor.
  • Reemplazo de recurso humano por máquinas: Determinar una automatización para las tareas puede llevar a la eliminación de puestos de trabajo y una disminución de la demanda de ciertas habilidades. Con ello es posible afectar la economía y plantear un desafío para reubicar a esta fuerza laboral.
  • Privacidad de datos: La recopilación y el uso de datos por la IA pueden plantear preocupaciones éticas en relación a la privacidad y la protección de datos personales de los trabajadores.

En conclusión, la IA tiene el potencial de cambiar radicalmente el campo laboral, pero también presenta desafíos éticos que deben ser considerados. Las empresas y los responsables políticos deben asegurarse de que las empresas incorporen la IA como refuerzo al capital humano e implementando planes de contingencia que aborden los desafíos ya planteados.

error: Content is protected !!