Es importante saber que el hogar es el primer salón de clases de nuestros hijos, es ahí donde comienza su aprendizaje y desarrollo para poder reflejarlo en el instituto. Los padres también son parte de la formación de su desarrollo social, emocional y físico, y tienen mucho que ver en el éxito que puedan tener dentro y fuera del aula.

Para ayudar a nuestros hijos a tener éxito es necesario que la familia, la escuela y la comunidad trabajen en equipo. Y si sientes que no eres el indicado para ayudarlo con sus conocimientos, entonces las clases de apoyo escolar son una buena idea. ¡A continuación te contamos más!

¿Cómo saber cuando mi hijo necesita ayuda para estudiar?

Lo primero es tener una buena comunicación con nuestros hijos, ya que de este modo podremos saber cuáles son sus dificultades en la escuela. Si eres un padre atento y dedicado podrás observar sus necesidades.

Es verdad que no siempre es fácil saber con exactitud, por eso te mostramos algunos consejos que puedes hacer con anticipación:

Observa desde el primer momento.

Tienes que aprender a observar cómo estudia, se organiza, se concentra y trabaja tu hijo. Por lo regular los problemas comienzan por la comprensión lectora o la falta de concentración.

Sigue sus evaluaciones.

Es importante que puedas llevar tu propio registro sobre la constancia y evolución de tu hijo, puedes anotar los exámenes y las pruebas que presenten en el colegio para tener un seguimiento y preguntarle sobre sus resultados.

Habla con ellos.

Hablar con tus hijos es la clave para detectar cualquier problema. Puedes hacerle preguntas de cómo se siente, qué le gusta, qué le aburre, qué le cuesta más trabajo y qué se le facilita más. De este modo podrás saber en qué lo puedes apoyar.

¿De qué manera puedo ayudar a mi hijo a estudiar?

Existen muchas formas de ayudar a nuestros hijos con su aprendizaje desde casa, ya que no solo en la escuela es donde se puede aprender, también es necesario que pueda sentirse cómodo hablando de temas escolares dentro del hogar.

LEER  Cómo Restaurar la Madera Antigua con Aceite de Coco (100% Natural)

Incluso hay pruebas que indican que aquellos alumnos que reciben apoyo y motivación de sus padres obtienen mejores resultados académicos. Te mostramos algunos consejos que pueden servirte:

Crea un espacio designado para hacer tareas.

Lo principal y más importante es que juntos establezcan un espacio para poder hacer las tareas, ya que de este modo tu hijo podrá estar más tranquilo y despejado de ciertas distracciones. El objetivo de esto es que entienda que el espacio es necesario para tener una mejor organización de sus tareas.

Establece un horario consistente.

Al establecer un horario para la realización de tareas estarías haciendo a tu hijo más responsable y organizado, ya que es indispensable que entiendan que no se puede hacer todo en el último momento. Lo ideal es que el horario no sea tan tarde para que no se distraiga o abrume.

Minimiza las distracciones.

Como padres muchas veces permitimos ciertas cosas que pueden repercutir a nuestros hijos en un futuro, en este caso, la mayoría hemos dejado que nuestros hijos hagan la tarea mientras ven televisión. Si lo que queremos es ayudarlos, entonces es necesario que minimicemos la mayor cantidad posible de distracciones mientras ellos estudian.

Promociona los descansos regulares y las recompensas.

La motivación es muy importante para el aprendizaje de nuestros hijos, puesto que es necesario que se sientan apoyados y escuchados, por lo que es recomendable que te vean involucrado en su proceso. Recuerda que los descansos regulares siempre son buenos, no lo presiones y recompénsalo cuando creas que sea necesario.

La mejor manera de apoyar a tus hijos es escuchándolos y buscando la forma de poder apoyarlos. Un tutor de clases particulares siempre será la mejor opción cuando se trata de reforzar sus conocimientos o apoyar con ciertas dificultades. No olvides que la comunicación con tu hijo es la clave de su éxito.

error: Content is protected !!