Con el tiempo, las almohadas tienden a ponerse amarillas y adquieren un aspecto sucio. Es hora de actuar y darle a tus almohadas su antiguo esplendor sin recurrir a productos convencionales llenos de químicos dañinos para la salud y el medio ambiente. La solución está en tus alacenas donde podrás encontrar ingredientes naturales, ecológicos y económicos.

Las almohadas son uno de los objetos del hogar que requieren un cuidado especial para mantenerlas en las mejores condiciones de limpieza. No hay que olvidar que las almohadas absorben el sudor y la suciedad, creando así un nido de bacterias y ácaros del polvo. Incluso con una cubierta, terminan manchándose y luciendo poco atractivos.

Si pensaste en tirarlos, ¡olvídalo! En su lugar, piense en limpiarlos y desinfectarlos con un pequeño presupuesto sin arruinarse. Bicarbonato de sodio, vinagre blanco, limón, agua oxigenada, cristales de soda… Tantos productos naturales que te permitirán blanquear tu ropa y darle brillo.

Aquí hay métodos que le darán a sus almohadas un cambio de imagen con ingredientes naturales.

Método 1

Te mostramos cómo preparar un producto casero para blanquear tus almohadas. Por lo tanto, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 25 g de jabón de Marsella rallado
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 3 cucharaditas de peróxido de hidrógeno
  • Jugo de un limón
  • 1 taza de agua

Poner el agua a hervir en una cacerola y retirar del fuego, añadir el jabón de Marsella rallado y dejar que se derrita. Luego agrega el bicarbonato de sodio y mezcla. Luego agrega el limón y el agua oxigenada y revuelve todo hasta obtener un líquido homogéneo y sin grumos.

Introduce la almohada en la lavadora y vierte el líquido preparado en la bandeja del detergente en lugar del producto clásico al que estás acostumbrado. Después del lavado, dejar secar al sol. Te sorprenderá ver el increíble resultado; tu almohada recuperará toda su blancura. Esta preparación también la usarás para lavar toda tu ropa blanca para que quede aún más blanca.

LEER  11 ingeniosos consejos para que los alimentos se mantengan más tiempo y ahorrares dinero

Método 2

Consiste en utilizar agua caliente y limón. Gracias al ácido cítrico que contiene, el limón es un perfecto limpiador y blanqueador de textiles. Para esto necesitarás:

  • Jugo de 6 limones
  • 2,5 litros de agua

Calienta el agua en una olla y luego agrega el jugo de limón. Vierte esta preparación en una palangana y remoja en ella tu almohada, la cual debe estar cubierta con agua. Si es necesario, puede agregar más agua. Dejar actuar durante 2 horas y luego poner la almohada en la lavadora. Te sorprenderá el resultado.

Método 3

Aquí tienes otra preparación casera muy eficaz para blanquear la ropa en general; tu almohada también se beneficiará. Necesitará:

  • 250 ml de peróxido de hidrógeno
  • 120 ml de vinagre blanco
  • detergente líquido 30ml
  • Selección de aceites esenciales

Comience poniendo la almohada amarillenta en la máquina. En el bidón se puede verter la mezcla de agua oxigenada, vinagre, detergente y luego gotas de aceite esencial de lavanda, eucalipto o limón.

Opere la máquina y deje que el agua llene el tambor para sumergir la almohada. Deje que la máquina funcione para que los ingredientes se mezclen e impregnen el cojín. Detenga el programa y deje que la almohada se empape en el líquido durante 30 minutos. Pasado este tiempo, vuelve a activar la lavadora para un lavado normal a alta temperatura. Después del lavado, dejar secar al sol si es posible.

Estos consejos naturales han demostrado su eficacia y estarás feliz de encontrar tu almohada limpia y con un olor muy bueno.

error: Content is protected !!