Los higos son excelente fuente de azucares, con alto contenido de nutrientes son excelentes para los huesos y la tensión arterial, ayuda a controlar la tensión, a aliviar los síntomas del síndrome pre menstrual y ayida a prevenir las subidas de la tensión arterial.

Su consumo debe ser en pequeñas cantidades.Contiene calcio y magnesio,vitaminas, antioxidantes y fibra. El higo seco es un aliado de nuestros huesos, un remineralizante óseo. Tomar dos o tres higos secos rellenos de almendras aportan energía y ayuda a regenerar nuestros huesos. Un tentempié que, por ejemplo, tiene el mismo aporte de calcio que dos unidades de queso en porciones.

Otros beneficios que encontramos son:

  •  Calma los dolores de garganta y de tos. En este caso, se trata de obtener un jarabe natural, tras triturar unos higos secos, cocidos con un vaso de agua, con miel y zumo de limón.
  • Se les atribuye un efecto laxante. Especialmente indicado en las dietas pobres en vegetales –y que pueden favorecer la aparición de problemas de estreñimiento-, el higo seco es un potente laxante natural. Al magnesio se le atribuye un suave efecto laxante al estimular los movimientos intestinales. Lo más aconsejable es tomar un par de unidades con el yogur e introducir el pan de higo en la dieta.
  • Una pequeña fruta seca que nos brinda saciedad y evita que caigamos en el picoteo y dañemos nuestra dieta.
LEER  Maneras rápidas para deshacerte de los callos
error: Content is protected !!