El estreñimiento no es una enfermedad, en realidad es un síntoma y una de las causas más comunes de consulta al médico.

Se trata de una afección frecuente en niños y en embarazadas, y en la edad adulta, es habitual que la padezcan más las mujeres que los hombres. Se estima que, entre el 15 y el 20% de la población, tiene dificultad en el tránsito intestinal.

¿Es tu caso? Echa un vistazo a estos remedios caseros para el estreñimiento. Te damos 11 soluciones para que no pasen tantos días sin que hagas una visita al baño.

¿Cuándo se considera que se está estreñido?

No te equivoques, el estreñimiento no se da cuando no haces caca una vez al día. Muchas personas no evacúan a diario y no padecen estreñimiento. Algunas personas pueden hacer dos deposiciones al día y otras una cada dos días.

Los médicos consideran que una persona está estreñida cuando hace menos de tres deposiciones a la semana, si las heces son duras, difíciles de expulsar, y además si sientes molestias abdominales. Si esto te pasa de forma habitual, se puede hablar de estreñimiento crónico. En concreto, cuando el paciente lleva tres meses padeciendo estreñimiento, es cuando se diagnostica como crónico.

¿Cuáles son las causas del estreñimiento?

El estreñimiento es algo frecuente en niños y en embarazadas, en esta etapa de la vida de una mujer, las hormonas pueden dificultar el tránsito intestinal. Pero además, cualquier persona, a cualquier edad, puede presentar épocas o fases de estreñimiento, sobre todo coincidiendo con cambios de rutina o de dieta. Incluso las personas de edad avanzada o aquellas que llevan una vida más sedentaria presentan este trastorno con más frecuencia.

También es frecuente que ocurra cuando viajas, y es que, los cambios pueden afectar a las rutinas de una persona haciendo que pase muchos días sin ir al váter.

Algunos medicamentos también pueden provocar una alteración en el tránsito intestinal. Por ejemplo, algunos empleados para la hipertensión arterial, la depresión, trastornos cardíacos o el Parkinson pueden causar estreñimiento.

Algunas enfermedades como la anorexia, hipotiroidismo, insuficiencia renal, esclerosis múltiple o diabetes pueden provocar también estreñimiento.

Remedios caseros para el estreñimiento

Para diagnosticar estreñimiento crónico, has de acudir a tu médico. El especialista te realizará una serie de preguntas y pruebas para descartar otra patologías como una obstrucción intestinal.

Pero, si necesitas algunos remedios caseros para el estreñimiento que puedan aliviarte hasta que tu médico pueda valorarte, echa un vistazo a estas sencillas soluciones que pueden contribuir a que tu tránsito intestinal se regularice:

1. Bebe mucha agua

Bebe mucho líquido, preferiblemente agua a lo largo de todo el día. Es uno de los remedios caseros más sencillos para el estreñimiento y no cuesta esfuerzo. Basta con beber entre seis y ocho vasos de agua u otros líquidos para estimular el tránsito intestinal.

2. Come frutas y verduras a diario

Incrementa la cantidad de fibra que tomas en tu dieta. Esto pasa por tomar frutas y verduras frescas. En concreto, frutas como la papaya, la naranja, la ciruela, el kiwi, el higo, el plátano o el aguacate, pueden ayudarte en esta misión. Por su parte, verduras como los espárragos, el brócoli, la espinaca, el repollo, la calabaza o la coliflor te vendrán bien para aliviar el estreñimiento.

3. Pasa de la comida basura

Si tomas demasiados carbohidratos y grasas en tu dieta y poca fibra, intenta cambiar esta tendencia. Evita las comidas rápidas, los fritos y los procesados y no abuses de la comida basura. De hecho, comer fuera de forma habitual es una de las causas que suele provocar estreñimiento.

LEER  Elimina Parásitos con Semillas de Papaya

4. Masaje intestinal

Puedes realizarte a ti mismo un masaje en la zona del abdomen haciendo una especie de cuadrado alrededor de todo la banda abdominal para favorecer el tránsito y la movilidad intestinal.

5. Bebé café o té

A muchas personas les funciona tomar café caliente a primera hora de la mañana ya que fomenta el movimiento intestinal y ayuda a prevenir el estreñimiento. Si no te gusta el café, el té puede ser una buena alternativa.

6. Haz ejercicio físico de forma regular

Si te mueves y realizas una actividad física habitual aumentarás el movimiento natural del intestino necesario para que exista un buen tránsito intestinal.

No hace falta realizar complicados ejercicios o apuntarte a deportes que requieran de dificultad. Puedes caminar a marcha rápida, hacer bicicleta, correr o incluso realizar posturas de yoga, uno de los mejores remedios para el estreñimiento ya que algunas poses como la del saludo al sol ayudan al movimiento intestinal. El Pilates también es otro deporte que favorece la motilidad intestinal.

7. Un sencillo remedio casero contra el estreñimiento

También puedes hacer un movimiento que ayuda a mover el intestino: acuéstate de espaldas sobre una colchoneta. Dobla ambas piernas y coloca tus rodillas en tu pecho. Abraza las rodillas con los brazos mientras levantas ligeramente la parte superior del cuerpo. En esta posición, puedes mecerte hacia adelante y hacia atrás o hacia los lados para liberar los gases atrapados y estimular los intestinos.

8. Una pizca de alcohol

Una copa de vino o de whisky, puede ayudarte a limpiar tus intestinos al día siguiente. Ojo, no se trata de amanecer con una buena resaca, sino de tomar un poco de alcohol de forma controlada. De hecho, la ingesta de alcohol habitual conduce al estreñimiento.

9. Adopta una postura correcta en el inodoro

Aunque te parezca algo absurdo, la posición más saludable para defecar es en cuclillas, de esta manera se flexionan los músculos del abdomen, aumenta la presión abdominal y se favorece la evacuación. Como en los hogares, los inodoros no están preparados para esta postura, puedes poner una pequeña banqueta a los pies para poder elevar un poco las piernas.

10. Haz caso a tu cuerpo

Cuando tu cuerpo te pida ir al váter, no le ignores y haz lo posible por encontrar un inodoro o lugar donde evacuar lo antes posible. Frenar o ignorar el impulso puede llevarte a padecer estreñimiento. Y, en general, es conveniente establecer un horario regular para ir al baño, con tiempo suficiente y en ambiente tranquilo. En general, según los expertos, un horario adecuado es tras el desayuno o después de la comida.

11. Toma alimentos probióticos

Tomar bifidobacterias mejoran el bienestar digestivo. Los productos lácteos fermentados, como el yogur, el kefir contienen lactobacillus, bifidobacterias y otras formas bacterianas beneficiosas.

Conclusión

El estreñimiento no es una enfermedad sino un síntoma. Es una afección frecuente y causa común de consulta en Atención Primaria. En ocasiones es debida a otras enfermedades o a medicamentos. Sin embargo, también puede causarla los malos hábitos alimenticios, el sedentarismo o no escuchar las llamadas del cuerpo.

Beber abundante agua, tomar frutas y verduras frescas, hacer ejercicio y crear una buena rutina para ir al baño son remedios caseros para el estreñimiento que ayudan.

error: Content is protected !!