El sarro consiste en la solidificación de la película de bacterias que recubre los dientes y parte de las encías, la cual terminar por tener una coloración amarillenta dejando la sonrisa con un aspecto poco estético.

Aunque la mejor forma de combatir el sarro es mantener una buena higiene bucal que permita reducir de forma diaria la acumulación de bacterias y, por consecuencia, la formación de sarro. También existen algunas técnicas caseras que pueden ayuda a eliminar este sarro, cuando ya está presente en los dientes.

Sin embargo, quitar el sarro en casa no debe ser una práctica frecuente, ya que puede terminar por realizarse de forma errónea y perjudicar la salud bucal. Por lo que lo más indicado es acudir al odontólogo para realizar una destartarización, conocida popularmente como limpieza de los dientes.

1. Limpieza con bicarbonato de sodio

Es tal vez la forma mas común para la limpiar y blanquear los dientes. De hecho,de acuerdo a algunos estudios, el bicarbonato de sodio puede ayudar a combatir el sarro, ya que logra penetrar la placa bacteriana y aumentar el pH, impidiendo que se solidifique.

Sin embargo, aunque haya efectos que prometan buenos resultados, algunos investigadores defienden la idea de que el uso continuo de bicarbonato, especialmente en dosis elevadas, pude aumentar la porosidad del diente, dejándolo más sensible. Lo ideal es utilizar esta técnica bajo la orientación del dentista.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio;
  • Pasta de dientes

Modo de preparación

Colocar un pedazo de paste de dientes en el cepillo, esparcir un poco de bicarbonato y posteriormente cepillarse los dientes, normalmente durante 2 minutos. Al final, enjuagarse la boca con agua.

Esta técnica puede realizarse de 2 a 3 veces a la semana, durante 2 semanas o de acuerdo a la orientación del dentista.

2. Enjuague con aceite de coco

Otra forma de eliminar el sarro de forma natural y que tiene buenos resultados en algunos estudios es el uso de aceite de coco. Esto debido a que al parecer el aceite elimina una gran parte de las bacterias presentes en la boca, impidiendo la formación de sarro. Además, cuando se utiliza al menos 1 vez al día, durante 30 días, puede blanquear los dientes.

Ingredientes

  • 1 cucharada (sopera) de aceite de coco.

Modo de preparación de uso

Colocar la cuchara en la boca y enjuagarse con el aceite durante 5 a 10 minutos, 1 a 2 veces al día. Al final, escupir el aceite a la basura, posteriormente enjuagarse la boca con agua. Se recomienda evitar escupir el aceite al lavabo, ya que, a lo largo del tiempo puede tapando el desagüe.

Es normal que al inicio sea difícil enjuagarse durante varios minutos seguidos, por lo que lo idea es comenzar con pocos minutos e ir aumentando el tiempo gradualmente.

error: Content is protected !!