Sin lugar a dudas, todos queremos tener un matrimonio feliz y exitoso, porque si cierra los ojos, puede envejecer, cuidarse, amarse y respetarse. Pero para comenzar a poner esto en práctica, sabemos que siempre habrá desafíos que superar para lograr la felicidad.

Ciertamente, muchas ideas sobre el éxito matrimonial están profundamente enraizadas, pero el concepto de amor varía según la educación que recibimos durante la infancia, las experiencias o costumbres pasadas, la cultura y las ideologías. Incluso podemos creer que la felicidad conyugal se produce cuando se complementan perfectamente, se relacionan entre sí, lo que resulta en una excelente comunicación, respeto mutuo y confianza.

Por otro lado, la plenitud del matrimonio ocurrirá cuando la mujer sea feliz, según un estudio realizado por los expertos en psicología Deborah Carr y Vicki Freedman, titulado «¿Matrimonio feliz, vida feliz?». Los expertos dicen que cuando una mujer es feliz, es más probable que su relación sea plena y exitosa, tendrán éxito porque el esposo estará seguro de que sus esfuerzos lo han llevado favorablemente, cumpliendo sus expectativas.

Cuando el cónyuge se da cuenta de que su esposa se siente feliz, alegre y satisfactoria, fortalece su autoestima, su seguridad y su confianza, lo que le permite trabajar más duro para ponerlo en un estado de bienestar y equilibrio. y tranquilidad permanente.

Para llegar a esta conclusión, fueron interrogados de diversas maneras sobre matrimonios sólidos, de los cuales se ha demostrado que la prioridad de los hombres es su fin; Es importante que siempre estén felices, incluso si no están completamente afectados.

Entonces … ¿es el amor un sacrificio?

El experto Jorge Bucay dice que siguen sacrificando su objetivo bienal de ser felices, porque el verdadero amor no se basa en el sacrificio. Lo más importante es cómo compartir y aprovechar al máximo a una persona, para que pueda tener una vida plena y feliz.

Cuando amamos a una persona en él, lo elegimos por su capacidad de sacrificio, una campana que amamos, sus virtudes, sus fortalezas y sus ideologías similares a las que tenemos; Usted es la razón por la que deberíamos dejar de pensar en lo que estamos sacrificando si logramos un matrimonio completo.

Por lo tanto, si un hombre se da cuenta de que su esposa no es feliz, debe hacer de ella su primera prioridad; Lo que realmente significa amarillo.

Verdadera felicidad en los ojos

Es importante tener en cuenta que el estudio anterior tiene una gran justificación, además de pensar que la felicidad de la mujer es más importante para el hombre. Sin embargo, otros expertos dicen que los dos deberían estar felices de que la relación funcione, si alguien no está satisfecho, la pareja no puede estar tranquila.

Quizás dejará un momento en que su cónyuge se desanime, se sienta frustrado y decepcionado por el hecho de que a su ser querido no le va bien; y aquí es donde surgen conflictos innecesarios, dudas y temores.

LEER  UN SENCILLO TRUCO PARA ELIMINAR EL MAL OLOR DE LAS TUBERIAS Y DESAGUES DE FORMA NATURAL

Artículo anterior, entonces, ¿cómo puedo hacerte feliz? ¿Cómo puedo tener un matrimonio exitoso? Para responder estas preguntas, te doy algunos consejos para que puedas aplicarlos a tu boda.

1 Tus preciosas opiniones
Todos los conflictos de problemas deben resolverse juntos; Porque la comunicación es un factor importante que le permitirá conocer la profundidad de lo que piensa, piensa y siente al identificar los aspectos en los que se siente vulnerable, frágil e infeliz.

A menudo, si comete el error de suponer que necesita pensamientos y que se siente feliz por algo, también parece ser feliz.

2 objetivos reales
La felicidad conyugal también puede basarse en las metas que tienen juntos, que se comprometen a alcanzar cuando alcanzan sus metas y objetivos que tienen en mente.

Quizás la felicidad de los dos es comprar una casa, obtener un préstamo, tener más hijos o cambiar de residencia; Cuando alcanzan sus objetivos, es probable que estén satisfechos, llenos y felices.

3 Pensando en ti mismo
Un error que cometen algunas parejas es pensar que todo lo que tenemos que hacer juntos para ser felices; Pero la felicidad también se basó en la autorreflexión sin ser egoísta. Al priorizar sus necesidades, puede ser feliz y, por lo tanto, proyectar el bienestar de las personas que lo rodean, incluido su cónyuge.

No se trata de dejar ir a tu pareja, sino de pensar en hacer las cosas que te hacen sentir bien; por ejemplo, acepte un día libre dedicado a sus amigos o familiares.

4 Beneficiarse unos de otros
Las responsabilidades y obligaciones son a menudo factores que terminan con la felicidad matrimonial, dejando de lado el romance y la pasión; Es por eso que debemos romper la monotonía de la vida disfrutando de la compañía de la pareja.

Diviértase juntos, salga a caminar, tenga intimidad y, sobre todo, pase tiempo de calidad. Recuerde que el romanticismo nunca debe dejarse de lado, porque es un aspecto fundamental que nos hace sentir amados, especiales y amados.

5 Si eres bueno, yo también lo soy
Cuando realmente nos gusta crear una conexión mágica y espiritual, es por eso que, cuando vemos que nuestra pareja sufre de inmediato, también nos sentimos mal. Por esta razón, es importante mantener una actitud positiva hacia las adversidades de la vida y desarrollar el sentido común; Con eso quiero decir dejar de quejarnos o quejarnos de lo que no tenemos o no queremos. Sería mejor involucrarse en la presentación y hacer un esfuerzo que implique sentirse bien y ser positivo.

Como sabes, concéntrate en la felicidad para poder infectar a tu pareja, porque tendrás el éxito y la vida plena que deseas. Si ambos son felices, su matrimonio será exitoso. Trabajen juntos, logrando los objetivos que tienen en mente. Recuerde vivir intensamente y crear momentos difíciles para ambos, ¡porque ser feliz depende de ambos!

error: Content is protected !!