¿Le han aparecido una o varias verrugas y quiere deshacerse de ellas de forma natural? He aquí tres consejos eficaces para eliminarla

Una verruga es una infección benigna muy común tanto en adultos como en niños. Para deshacerse de ellas rápidamente y evitar que se extiendan a otras partes del cuerpo, es esencial tratarlas. Hay una serie de consejos naturales para tratar las verrugas. Han demostrado ser eficaces y deben tenerse en cuenta para quienes no deseen recurrir a la medicina convencional.

Consejos naturales contra las verrugas

Cómo eliminar una verruga: limón

El limón tiene propiedades antisépticas y está indicado para el tratamiento de las verrugas(1). Para ello, hay que retirar la cáscara de un limón, trocearla y dejarla macerar en vinagre blanco durante 2 o 3 días. Para vendar las verrugas, basta con colocar unos trozos de este preparado antes de extenderlo sobre la zona a tratar y sujetarlo con un esparadrapo.

Al día siguiente, la verruga debería estar reblandecida y la piel tardará unos días en recuperarse. Tenga en cuenta que si la verruga tiene más de 7 mm de diámetro, habrá que repetir la operación durante varios días.

LEER  6 bebidas que puedes tomar todas las noches para reducir la hinchazón

Vinagre de sidra para ablandarlos

Las verrugas plantares suelen aparecer como consecuencia de la natación en piscinas públicas. Para un tratamiento rápido y eficaz de estos pequeños crecimientos de la piel, es interesante utilizar vinagre de sidra. Se aconseja hervir 150 ml durante 5 minutos y dejar que se enfríe antes de aplicarlo con un algodón en la zona a tratar durante 5 a 8 minutos. Dependiendo del tamaño de la verruga, la aplicación durará de 2 a 3 días. Con el tiempo, las verrugas deberían reducirse y disolverse.

Ajo fresco también para las verrugas

El ajo también es adecuado para el tratamiento de las verrugas. Para obtener un resultado rápido, se debe machacar un diente de ajo fresco hasta convertirlo en una pasta y aplicarlo en la zona afectada. Lo ideal es hacerlo antes de acostarse y mantener el vendaje en su sitio con un esparadrapo o una compresa.

Al día siguiente, basta con retirar el vendaje y limpiar la piel con agua tibia. La verruga debería secarse gradualmente. Si la verruga persiste, es aconsejable repetir la operación, durante un máximo de 4 días seguidos. Después de cuatro días, la verruga debería caerse más fácilmente.

error: Content is protected !!