Además de apostar por las especies adecuadas es fundamental saber colocarlas en el espacio para lograr un salón verde y natural sin que el espacio quede abarrotado. ¡Copia estas ideas!
¿Eres fan de las plantas y no quieres vivir sin ellas, pero tu casa es pequeña? ¿Quieres decorar tu salón pequeño con plantas, pero no sabes por dónde empezar? Lo primero que debes entender es que no es necesario (ni recomendable) renunciar a cultivar plantas de interior solo por tener un salón pequeño. Todos, sea cual sean las dimensiones de nuestra casa, tenemos el derecho de disfrutar de la vida con plantas. A continuación te contamos cómo puedes lograrlo, aunque el tamaño de tu salón sea bastante reducido.

VIVIR CON PLANTAS

Las plantas de interior son un elemento maravilloso para transformar el espacio en una casa. No solo son un recurso decorativo infalible, sino que también tienen probadas propiedades para purificar el ambiente (hay especies que limpian el aire que respiramos, y no se trata siempre de plantas grandes y exóticas) y también para hacernos sentir mejor (favorecen el relax y el bienestar). En ocasiones encontramos plantas que son perfectas en zonas de trabajo o estudio porque favorecen la concentración. ¿Por qué tendríamos que renunciar a semejante tesoro solo porque a nuestro salón le falten algunos metros cuadrados? ¡Nada de eso!

La solución que buscas es fácil: solo tienes que aprender a elegir las plantas más adecuadas para espacios reducidos y a colocarlas correctamente en el espacio para que no sean un estorbo, sino un complemento perfecto que eleve la categoría decorativa de nuestros ambientes.

PLANTAS MINI Y DE CRECIMIENTO LENTO

Si no quieres prescindir de las plantas de interior y tu salón no es demasiado grande, lo mejor que puedes hacer es seleccionar algunas especies de tamaño pequeño o mediano que no resulten demasiado voluminosas. No se trata de poner solo plantas diminutas, sino de dejar a un lado los ejemplares más voluminosos y optar por plantas medianas.

LEER  MIS ALMOHADAS ESTÁN TODAS AMARILLAS. Y FEAS, PERO CON ESTE TRUCO CON LIMÓN LAS DEJE COMO NUEVAS

También es importante que las especies que elijas sean de crecimiento lento. Si las plantas son pequeñas, pero crecen muy rápidamente puede ser que, en poco tiempo, tengas un ejemplar XXL que se convierta en un estorbo. Asegúrate de que tus plantas crezcan lento o que su desarrollo sea fácil de controlar mediante la poda.

LAS MEJORES ESPECIES

No es necesario elegir plantas grandes, frondosas y exóticas para decorar el salón. De hecho, existe una gran variedad de plantas de pequeño tamaño que son perfectas para cualquier espacio de nuestra casa, incluida la estancia más relevante de todas. Muchas plantas suculentas, por ejemplo, son pequeñas, fáciles de cuidar y muy decorativas. Pondrán un toque natural y sin pretensiones. También puedes elegir algunas especies de ficus, como el Ficus lyrata, o plantas de flor como la violeta africana (Saintpaulia ionantha) o el kalanchoe (Kalanchoe blossfediana). Los cactus pequeños y el aloe vera (Aloe barbadensis) son también buenas opciones.

Ahora que ya sabes qué especies puedes elegir para cultivar en casas pequeñas, aquí tienes algunas ideas geniales para buscarles el mejor emplazamiento:

  • Puedes colocar plantas en maceteros con patas, rellenando un rincón vacío del salón. Juega con diferentes alturas para un resultado más dinámico.
  • Pon plantas pequeñas en baldas o estantes volados, o en alguna estantería. Puedes rellenar algunos huecos de la librería del salón con plantas.
  • Las plantas colgantes son una idea genial para decorar salones pequeños. No ocupan espacio en el suelo ni en los muebles y resultan muy decorativas.
  • Crea una composición de plantas pequeñas en un rincón del salón, combinando especies de diferentes colores y texturas.

Como ves, hay muchas formas de decorar un salón pequeño con plantas de interior y conseguir, al mismo tiempo, un resultado de lo más especial.

error: Content is protected !!