La mancha de óxido podrá quitarse de forma fácil si sabemos cómo.

  • Una de las manchas más complicadas de quitar de la ropa es la causada por algún elemento de óxido.
  • Esta mancha quedará en las prendas durante un largo periodo de tiempo. Por eso, habrá que deshacerse de ella cuanto antes.
  • Para lograrlo podremos utilizar algunos productos como bicarbonato, limón o vinagre.

Las manchas en la ropa siempre suelen ser un gran quebradero de cabeza. Esto se debe a que cada una de ellas se quitará con un producto diferente y, también, en muchas otras podremos estar días lavando y que no consigamos deshacernos de esa mancha tan molesta. Así, el roce con una bicicleta, con una valla o con cualquier otra pieza de metal puede hacer que nuestra ropa se ensucie rápidamente. Y, sobre todo, si estas están oxidadas.

Esto se producirá por la corrosión del óxido de los metales que es el resultad del contacto entre el oxígeno y el agua. Por eso, cuando una prenda se mancha con esta fórmula, eliminar la mancha puede convertirse en algo muy complicado. Pero, ¿cómo se podrán quitar estas manchas de forma fácil en casa?

Tres de los productos más utilizados para decir ‘adiós’ a este tipo de rozaduras en la ropa son el bicarbonato de sodio, el vinagre y limón.

1. Mezclar dos cucharadas de bicarbonato de sodio con agua

Será muy importante mezclar una buena cantidad, pero que esté equilibrada. Se querrá buscar como resultado una pequeña pasta. Luego, habrá que aplica la mezcla sobre las manchas de óxido de la ropa

2. Frotar la mezcla sin presionar

El siguiente paso será echar la mezcla sobre la mancha. Para ello, se podrá utilizar cualquier artilugio, como puede ser un cepillo de dientes viejo. Eso sí, habrá que hacerlo con cuidado y no habrá que presionar con demasiada fuerza.

LEER  LIMPIA TU COLCHÓN DE LOS MOLESTOS ÁCAROS.

3. Dejar actuar y lavar la prenda

Lo siguiente que habrá que hacer, una vez que ya lo hemos incorporado sobre la ropa, será dejar que actúe durante unas horas. Luego, habrá que lavar la prenda cómo lo haces siempre, aunque lo más recomendable será hacerlo en la lavadora.

Quitar la mancha con bicarbonato y vinagre o vinagre y sal

Otra opción, en el caso de que no tengamos bicarbonato, este se podrá sustituir por sal. Así, habrá que mezclar el vinagre con la sal hasta conseguir una pasta. Una vez que hayamos incorporado la pasta con un cepillo sobre la mancha habrá que dejar que se seque al aire libre. Luego, ya se podrá introducir en la lavadora.

Otra opción será usar sal y limón

Para hacer desaparecer la mancha tendremos que cubrir la zona del óxido con sal. Luego, exprimiremos encima de la mancha medio limón. La mezcla se tendrá que dejar descansar durante un día. Luego, se lavará bien la prenda. Lo más normal será que, después de este tiempo, haya desaparecido la mancha.

¡Cuidado con la ropa blanca!

En el caso de que sea una prenda blanca la que se haya manchado habrá que tener mucho cuidado. Sí que se podrán utilizar los productos que hemos mencionado anteriormente, pero teniendo especial cuidado, ya que la acidez del limón puede estropear la prenda por completo.

Por tanto, para deshacernos definitivamente del óxido de nuestra ropa, lo mejor será poner remedio lo antes posible. También, será aconsejable no introducir la prenda en la secadora y utilizar jabón líquido, en el caso de que no tengamos ninguno de los productos que hemos mencionado anteriormente. Además, la luz solar también ayudará a que las manchas desaparezcan. Por eso, será importante que se seque al aire libre.

error: Content is protected !!