Decorar la casa con plantas en macetas es un clásico, pero hacen falta cuidados para que no se marchiten. Haz lo siguiente, y ¡verás cuánto te duran!

Lo bueno de decorar con plantas es que no solo alegran las estancias con sus vibrantes tonalidades, sino que también tienen numerosos beneficios para nuestra salud: reducir el estrés, purificar el aire, dar buena suerte según el Feng Shui… Pero también es muy común que estas plantas se marchiten antes de lo que nos gustaría, y mira que las cuidamos bien, ¿o quizás no?

Las plantas en macetas alegran cualquier espacio. En eso estamos de acuerdo todos. Pero para poder disfrutar de su belleza es necesario cuidarlas como es debido. Y no solo hablamos de regarlas de vez en cuando: hay mucho más detrás del cuidado y mantenimiento de las plantas en maceta. Lo primero, debes tener en mente que cada planta tiene sus necesidades individuales y, lo segundo, es que debes seguir al dedillo estos 9 trucos básicos si quieres que estén hermosas y radiantes mucho tiempo.

9 TRUCOS BÁSICOS PARA QUE TUS PLANTAS EN MACETAS NO SE MARCHITEN

Toma nota de estos 9 trucos porque, si los sigues al pie de la letra y teniendo en cuenta las necesidades individuales que cada variedad de planta requiere, verás cómo tus plantas te durarán una larga temporada y no se marchitarán.

1. Elige las macetas adecuadas

El primer paso para asegurarte de que tus plantas en macetas tengan una vida larga y se mantengan saludables por una larga temporada es elegir las macetas adecuadas. Asegúrate de que tengan agujeros de drenaje en la parte inferior para evitar el exceso de agua, ya que mucha cantidad de agua podría producir encharcamiento y pudrir las raíces. Además, elige macetas del tamaño adecuado a cada planta para que sus raíces tengan suficiente espacio para crecer.

2. Sustrato de calidad

La elección de un sustrato de calidad es fundamental. Además, cada variedad de plantas tiene diferentes necesidades de suelo, por eso, antes de nada, debes investigar un poco para encontrar la mezcla perfecta para la tuya. En definitiva, asegúrate de elegir una mezcla de tierra de alta calidad que sea específica para el tipo de planta que estás cultivando.

LEER  ¿Quieres que tu casa huela bien? Aprende a fabricar estos decorativos ambientadores naturales

3. Riego adecuado

El riego es uno de los aspectos más importantes para el cuidado de las plantas en macetas. Evita regar en exceso, podría pudrir las raíces, o regar insuficientemente, podría marchitar la planta. Lo mejor es que investigues las necesidades de agua de tus plantas y ajustes el riego según la estación del año y lo que cada una de ellas necesite.

4. Luz y ubicación

Cada planta tiene sus propias necesidades de luz para su crecimiento. Algunas requieren luz directa mientras que otras prefieren la luz indirecta. Investiga las necesidades de luz de tus plantas y colócalas en un lugar adecuado. Rotar las macetas de vez en cuando también puede ayudar a que las plantas crezcan de manera uniforme.

5. Fertilización regular

Las plantas en macetas agotan los nutrientes del suelo con el tiempo. Por eso es necesario que, para prolongar su vida, las fertilices con regularidad. Para ello, utiliza un fertilizante equilibrado y sigue las instrucciones del envase para evitar el exceso de nutrientes.

6. Trasplantar cuando sea necesario

A medida que tus plantas crecen, es posible que necesiten ser trasplantadas a macetas más grandes. Observa si las raíces sobresalen del fondo de la maceta o si la planta parece estar estancada en su crecimiento. Esto es una señal de que es hora de trasplantar.

7. Poda y mantenimiento

La poda es otro punto esencial para mantener tus plantas en macetas saludables. Elimina las hojas secas o dañadas y las flores marchitas. Esto promoverá el crecimiento de nuevas hojas y flores.

8. Control de plagas y enfermedades

Las plantas en macetas también pueden ser víctimas de plagas y enfermedades. Revisa tus plantas regularmente para ver si tienen signos de infestación y, si vieras algo anormal, tienes tiempo suficiente para actuar, ya que lo has detectado a tiempo.

9. Humedad correcta

Algunas plantas necesitan un alto nivel de humedad para prosperar, crecer y florecer. Puedes aumentar la humedad alrededor de tus plantas en macetas colocando bandejas con agua cerca o rociando las hojas con agua regularmente. Esto es especialmente importante en interiores, donde el aire tiende a ser más seco.

error: Content is protected !!