Los anteojos pueden acumular fácilmente manchas y rayones con el tiempo, haciéndolos lucir antiestéticos y afectando su claridad.

Ingredientes:

  • Bicarbonato
  • Agua
  • vinagre blanco
  • Aceite de oliva
  • Ropa de microfibra

Instrucciones: 

  1. Mezcle una parte de agua con una parte de bicarbonato de sodio para crear una pasta.
  2. Aplique la pasta en las áreas afectadas de sus anteojos.
  3. Frote la pasta suavemente con un paño de microfibra durante unos minutos.
  4. Enjuague sus vasos con agua tibia y séquelos con un paño limpio y seco.
  5. Para rasguños, mezcle partes iguales de agua y vinagre blanco y aplíquelo al rasguño con un hisopo de algodón. Pulir con un paño de microfibra.
  6. Para rasguños rebeldes, aplique una pequeña cantidad de aceite de oliva en el rasguño y pula con un paño de microfibra.
LEER  LIMPIA TU COLCHÓN DE LOS MOLESTOS ÁCAROS.

Nota:  Evite el uso de materiales abrasivos como toallas de papel, que pueden dañar aún más sus anteojos.

error: Content is protected !!