La coliflor es un vegetal de la familia de las coles, y tiene muchísimas propiedades. Más de un 90% de la coliflor es agua, tiene mucha fibra, así como vitaminas y minerales. Hoy la vamos a preparar con carne molida, queso y tocino crujiente.

Ingredientes:

Para la capa de coliflor:

-1 coliflor
-70 g de harina
-1 huevo
-1 pizca de sal
-1 pizca de pimienta
-1 pizca de nuez moscada
-200 g de queso

Para la capa de carne:

-Aceite para freír
-1 kg de ternera molida
-1 cebolla
-1 diente de ajo
-1 cucharadita de chile
-1 cucharadita de sal
-1/2 cucharadita de pimienta
-8 rodajas de jamón

Para la bechamel:

-1 cucharada de mantequilla
-1 cucharada de harina
-340 ml de crema (nata)
-2 cucharadas de mostaza

Además:

-Molde de horno (18 x 30 cm)

Modo de preparación:

1. En primer lugar, saca las hojas exteriores de la coliflor. Corta el tronco y hierve la coliflor en agua con sal hasta que esté cocida.

2. Pasa la coliflor a un bol y tritúrala con un pasapuré. No importa si quedan un par de trozos pequeños.

3. Añade el huevo y la harina al puré de coliflor. Condimenta todo con sal, pimienta y nuez moscada. Mezcla todo bien y pasa a un molde de horno. Aplana con una cuchara y ralla 1/3 del queso encima.

LEER  Receta de los Cinco mejores desayunos para perder peso

4. Fríe la carne molida en aceite a fuego fuerte y añade la cebolla picada, el ajo picado y las especias.

5. Ahora es el turno de hacer la bechamel. Para ello, derrite la mantequilla con la mostaza en una olla al fuego. Luego, ve añadiendo poco a poco la harina y deja que eche espuma. Luego, añade la crema y condimenta con sal y pimienta. Deja que la salsa se haga bien.

Fríe las 8 rodajas de jamón en una sartén con un poco de aceite, sácalas y déjalas enfriar brevemente.

6. Ahora puedes pasarlo todo al molde de horno. Primero, añade la carne molida sobre la capa de coliflor y queso. Luego, una capa de queso rallado. Después, la bechamel, que repartirás uniformemente con una cuchara.

7. Desmenuza el jamón frito en trozos gruesos y repártelos sobre el gratinado. Ralla el resto del queso encima. Ahora hornea a 160 °C durante 25 minutos con la circulación de aire activada.

Este rico gratinado es una alternativa perfecta a la cheeseburger de toda la vida. ¡Y sin nada de pan!

error: Content is protected !!