1_ Asegúrate de no utilizar una máscara de pestañas vieja y deshazte de ella cada tres meses como máximo, porque al abrir y cerrar su caja cada cierto tiempo, estará expuesta a que entren microbios y se estropee.

2_ No hagas que la máscara de pestañas permanezca en tus pestañas mientras duermes, así que retírala usando un removedor suave antes de dormir todos los días porque si se seca, las expondrá a romperse.

3_ Evita frotar tus pestañas de forma violenta, porque esto hace que se remuevan de su lugar y hace que las bacterias entren en tus ojos y reduzcan su densidad.

4_ Lávese los ojos con agua fría diariamente. Porque el agua fría refresca los ojos y las pestañas, también reduce la sensación de inflamación o enrojecimiento de los ojos.

5_ Asegúrese de utilizar aceites naturales para intensificar las pestañas.

LEER  El melasma no tiene cura, pero si puedes prevenirlo

6_ Asegúrese también de consumir alimentos útiles para el crecimiento de las pestañas, como frutas y verduras ricas en vitaminas (A), (B) y (C), así como aceite de oliva, aceite de almendras y aceite de coco.

7_ No utilizar cosméticos caducados en los ojos; porque aumenta la pérdida de pestañas, además de provocar el enrojecimiento y la inflamación del ojo

8_ Lleva una dieta basada en proteínas, especialmente huevos, pescado y yogur, ya que estos alimentos favorecen el crecimiento de las pestañas y las fortalecen.

9_ Hidrata tus pestañas antes de irte a dormir usando loción de vaselina o una crema especial para ello, ya que es como la piel que necesita hidratación, y la vaselina ayuda en su crecimiento.

10_ Evita el uso de pestañas postizas, ya sean las que permanecen durante meses o las que puedes retirar inmediatamente, ya que provocan el daño y la caída de las pestañas naturales.

error: Content is protected !!