Aprender a hacerse la manicura en casa es bueno para no tener que depender de la cita con la esteticista, y también para ahorrar dinero cuando sea necesario. Después de practicar, el resultado puede ser tan bueno como el de la profesional. Pero, además de la práctica, es necesario no cometer algunos errores que hacen que el proceso tarde más y el resultado no sea el esperado. Conoce cuáles son estos errores.

1. No desinfectar las herramientas

En primer lugar, tus herramientas para hacer la manicura solo las debes usar tu y, inclusive así, debes desinfectarlas con alcohol del 70% después de su uso, ya que las bacterias se acumularán en los alicates y cortaúñas. Si estas bacterias entran en contacto con tu sangre, a través de una cutícula que se corta demasiado, tus uñas pueden inflamarse.

2. Usar esmaltes viejos

El esmalte viejo se endurecerá o se volverá pegajoso como el pegamento. Entonces, cuando te los aplicas en las uñas, te arrepientes en el mismo momento, porque no funciona, es difícil de aplicar, hay una capa gruesa en la uña, tarda en secarse y se pela con facilidad. Compra esmaltes de uñas poco a poco y úsalos antes de que envejezcan. Si empiezan a endurecerse, echa unas gotas de plátano o aceite secante y mezcla bien.

3. Utilizar el alicate de cutícula para cortar las uñas

El alicate para cutículas está hecho para las cutículas, que son más suaves y flexibles. Si te cortas las uñas con estos alicates, este se dejará de realizar su función rápidamente y el proceso llevará más tiempo. Hay un alicate más grande que es adecuado para cortar las uñas.

LEER  6 remedios caseros para tratar la piel seca

4. No ablandar las cutículas antes de quitarlas

No es necesario quitar las cutículas de las uñas, y es aún mejor mantener las uñas protegidas. Mas, si quieres removerlas, primero debes suavizar las cutículas en agua tibia con un poco de crema. De lo contrario, estas se reventarán y ocasionarán pequeños cortes en la piel.

5. No usar la lima para pulir

Existe la misma lima de uñas, en la parte del borde que que fue cortado, y existe la lima de pulido en la superficie de las uñas para hacerlas más lisas y uniformes. Es como un papel de lija más grueso y suave para no lastimar ni rayar. Si necesitas pulirte las uñas, nunca uses papel de lija o te lastimarás los dedos y las uñas. Usa el papel de lija solo cuando sea necesario.

6. No aplicar base antes del esmalte

La base protege las uñas y deja la superficie más lisa para recibir el esmalte. Luego, es fundamental aplicar una capa de base antes del esmalte para conseguir un resultado profesional.

7. Esperar al final para limpiar los sobrantes

Si primero te pintas todas las uñas y solo luego comienzas a limpiar los bordes, el esmalte se secará, será más difícil de limpiar y el acabado no quedará perfecto. Debes usar un palillo de madera para limpiar los bordes con cada aplicación de esmalte. Al final, termina la limpieza con algodón y quitaesmalte en el palillo.